El circuito del Jarama, un lugar ideal para que los amantes del motor disfruten

15 marzo, 2016

Los que vivimos en Madrid sabemos los problemas de tráfico que supone vivir en una gran ciudad y es que por la capital de España pasan cada día cientos de miles de vehículos, algunos de ellos en gabarras como las de esta empresa de transportes de vehículos por carretera, donde llevan vehículos a diferentes lugares de la capital, como concesionarios o incluso el circuito que hay en la Comunidad.

Tal y como acabamos de decir, parte de esos camiones cargados de vehículos que discurren por las carreteras de la comunidad de Madrid se dirigen al circuito del Jarama, ubicado en San Sebastián de los Reyes, y en el cual las diferentes marcas de automóviles organizan tandas, cursos o jornadas con sus clientes para que conozcan los diferentes modelos, los prueben bajo la atenta mirada de monitores de las propias marcas o del circuito o incluso propietarios de los diferentes modelos, se reúnan en torno al circuito y rueden sobre él con sus propios vehículos en un lugar seguro y adaptado para ello.

Además de marcas concretas, el propio circuito organiza tandas con vehículos deportivos traídos en gabarras expresamente desde los diferentes lugares de fabricación para que los aficionados al mundo del automovilismo disfruten de ellos en un espacio dedicado íntegramente al mundo del motor y con la máxima seguridad que un circuito que ha acogido competiciones internacionales como la Fórmula 1 puede tener. Estas tandas que regularmente se organizan los fines de semana para que la gente se pueda acercar se realizan siempre bajo la supervisión de los comisarios de pista del circuito junto con la vigilancia continua que proporcionan las múltiples cámaras de seguridad que controlan cada metro de cuerda de la pista para que todo discurra con la mayor tranquilidad posible y lo único a recordar sea la grata experiencia vivida en el evento.

Pero no solo los profanos del mundo de las cuatro ruedas se pasan por las instalaciones del autódromo y es que en él también podemos disfrutar de competiciones de carácter nacional e internacional que hacen el deleite de los que se congregan en sus gradas. Estas competiciones abarcan todo tipo de monturas, desde las copas más modestas como pueden ser la Panda hasta las más llamativas como son las carreras de camiones que disputan en el trazado madrileño una de las pruebas del certamen europeo de la especialidad. En torno a estos monstruos de la carretera se congregan un gran número de aficionados que llegan desde todas partes de la geografía para presenciar de cerca ya no solo los camiones que compiten, si no toda la infraestructura que con ellos viene, desde los impresionantes motorhomes hasta las cabezas tractoras que traen en sus gabarras los camiones de carreras. Pero no solo eso, en torno a esta competición se crean múltiples eventos, desde exhibiciones de conducción por parte de los pilotos hasta concentraciones de camiones customizados que captan gran parte de las miradas de los allí presentes. Por ello el mundo de los camiones es de vital importancia en nuestra economía actual, no solo por el transporte de vehículos o de lo que nos podamos imaginar si no que por la cantidad de buenos momentos y recuerdos que podemos tener en torno a ellos y sus diferentes y variados usos.

Se trata, por tanto, de un lugar ideal el Jarama para todos los amantes del motor.