Cómo reducir la factura energética de tu oficina en Madrid

28 diciembre, 2016
Cómo reducir la factura energética de tu oficina en Madrid

Si vivir en Madrid es más caro que en la mayoría de las ciudades del resto de España, hacerse empresario o montar nuestra propia oficina es otro de los costes que supera con creces a lo que sería si fuese geolocalizado en cualquier otra parte del territorio español. Y es por esto que debemos tratar de reducir todo lo posible las facturas y los costes asociados a nuestra actividad laboral para que al final podamos tener una cuenta de beneficios superior y que nos permitir no solamente sobrevivir, sino hacerlo de una manera holgada. Son muchos los trucos que podemos seguir para ahorrar en la factura energética, y hoy vamos a dar algunos de ellos gracias a los especialistas en aerotermia de García Guirado.

Lo principal a la hora de montar una oficina en la que queramos instalar sistemas de calefacción y de aire acondicionado para las épocas más extremas del año es que esta se encuentre bien aislada. De lo contrario siempre estaremos precisando un mayor aporte de energía para proporcionar más frío o más calor, ya que estos se estarán escapando por cualquier rendija. Para ello, conviene contar con unas buenas ventanas, a las que además podemos añadir cinta adhesiva que venden en las ferreterías o en las grandes superficies y que tiene pelito para que se frene por completo la salida o pérdida de calor y frío.

Asimismo, para los meses de calor, también podemos ayudar a gastar menos aire acondicionado con algo tan simple como llamar a Toldos Clot para que nos instalen este tipo de aparatos en aquellas ventanas o balcones por los que entra más sol y que calientan la estancia. En invierno bastará únicamente con mantenerlos recogidos para aprovechar este aporte natural.

Por otro lado, a la hora de calentar la estancia, no tenemos por qué hacerlo de una manera completa. Es decir, ¿por qué calentar todo un edificio o una oficina si únicamente vamos a utilizar una parte de estos? Se trata de un gasto totalmente innecesario pero que hace crecer la factura de la luz o del gas o incluso del gasóleo de una manera considerable. Para evitar este derroche, existen los sistemas de zonificación de radiadores, de forma que podemos elegir qué estancias tendrán sus aparatos funcionando y cuáles permanecerán en descanso.

De hecho, con esto ocurre algo muy similar a lo que pasa con la calefacción central, que se enciendo cuando el encargado del edificio lo estima oportuno y no tiene por qué ser cuando a los vecinos más les conviene. Algunos por las mañanas cuando la enciendan preferirán estar abriendo las ventanas y airear la casa u otros que lleguen muy tarde de trabajar quizás desearían que se hubiese encendido mucho más tarde. Además, según un estudio universitario, la calefacción central es tan deficiente que instalar un contador individual ahorraría dinero a cada vecino.

Optimización de la factura

Por otro lado, debemos tener en cuenta que además de todo lo que podemos hacer en la oficina aislando las estancias o guardando la temperatura con sistemas eléctricos o algo más de andar por casa se pueden llevar a cabo más acciones. Una de estas es contratar a un profesional como los de García Guirado para que nos optimicen la factura eléctrica. Y es que basta una cifra para convencernos: más del 50 por ciento de los suministros de más de 15 Kw no tienen ajustado el contrato a las necesidades  reales de la instalación. A consecuencia de esto, la diferencia  entre lo que paga y lo que se debería pagar puede suponer entre un 10 por ciento y un 40 por ciento de la factura.

Deja un comentario