Cómo conseguir un Restaurante de estilo Vintage

1 enero, 2017
Cómo conseguir un Restaurante de estilo Vintage

Al trabajar como decoradora son muchos los proyectos interesantes que pasan por mis manos, y a la mayoría termino cogiéndoles mucho cariño.

Entre ellos, recuerdo especialmente un proyecto que supuso todo un reto para mí, una de las razones por las que al pensar en él sonrío con mucha satisfacción.

El dueño del local tenía una idea muy clara de que quería una mezcla de estilo vintage combinado con modernidad. Una de las cosas más difíciles era ser fiel a la idea que mi cliente tenía en mente, y es que, en muchas ocasiones es difícil de expresar lo que queremos con claridad.

Después de varias reuniones empecé a tener cada vez más claro el tipo de decoración que quería.

Los Pasos para conseguir la Decoración Vintage perfecta

Siempre que tengamos que decorar una estancia o local con este estilo decorativo, no está de más conocer muy bien sus características básicas.

Se trata de un estilo que hace referencia a cualquier objeto de corte antiguo, inspirado en los años 40 y 50 donde se puede apreciar gran elegancia.

Por otra parte, una de sus principales características es el color pastel, que debe estar presente ya sea en los accesorios como en los muebles, es posible pintarlos de este color. Otros colores últimamente muy empelados en este estilo son también el color aguamarina y el coral.

Los estampados tampoco pueden faltar, sea en las paredes o en las cortinas y los muebles deben lucir antiguos, pero con cierta elegancia, una opción muy interesante de este estilo son los muebles de hierro forjado.

No debemos olvidarnos de otra de las claves de este estilo, los grandes espejos de formas rectangulares u ovaladas.

Una vez que tenemos muy claras las principales características de este estilo, ya solo nos queda jugar con los diferentes elementos para conseguir una decoración única y original.

Una de las cosas que tenía más clara era que debía de tener mucho cuidado de no sobrecargar la decoración eligiendo elementos decorativos y teniendo siempre muy en cuenta el espacio del que disponemos en cada estancia.

Era importante para este estilo buscar la originalidad y combinar colores sobrios y vivos primando el tono pastel. Cada mueble debía tener la misma línea para dar así continuidad a todo el estilo. Armonizar cada pieza será una de las claves para dar con un equilibrio perfecto de los diferentes elementos.

Respecto a otros espacios como los pasillos que muchas veces, resultan muy difíciles de decorar por sus ángulos, puede conseguirse que sea un recorrido divertido mediante elementos de mobiliario que consigan darle dinamismo.

La madera era uno de los elementos más presentes en el local, muy presente en los techos y vigas originales de la estructura, se combina con paredes claras que dan un toque de tranquilidad e intimidad al espacio.

La elección de los muebles era uno de los aspectos más importantes para conseguir reflejar el estilo vintage que quería conseguir mi cliente. Por suerte, una amiga también decoradora me había hablado de Dismobel, una tienda de muebles online con un amplio catálogo de muebles online con las últimas tendencias en muebles y decoración.

No me extrañaba que contaran con la mejor selección de muebles al tener más de 50 años de experiencia en el sector del hábitat y distribución de muebles de las mejores marcas, así como fabricación de muebles a medida.

De hecho, esta fue la apuesta que hice al diseñar los muebles con forja de hierro para la recepción y la entrada. Los diseñé con todo detalle y les encargué su fabricación. Además de los muebles otro de los elementos que me ayudaron a conseguir la decoración deseada fue la iluminación.

Traté de dar un sentido uniforme a la iluminación del local con lámparas con este estilo vintage en forma de araña en perfecta armonía con lámparas industriales de los años 50, recuperadas de viejas fábricas y almacenes.

Otra de las cosas que más me gustaron fue la idea de añadir la música como una de las principales protagonistas de la decoración para darle un toque muy especial al ambiente del local, escogiendo piezas de música de los 80, de jazz y de rock clásico.

Finalmente, conseguí crear un espacio con un estilo vintage con mucha personalidad jugando con diferentes elementos. El resultado fue un restaurante que acompañaba a pasar un rato agradable donde degustar excelentes platos caseros.

 

Deja un comentario