Servitaxi, una nueva manera de moverse por Madrid

23 julio, 2017
Servitaxi, una nueva manera de moverse por Madrid

Hay una nueva y más cómoda manera de moverse por Madrid. Se trata de Servitaxi, un servicio de transporte en taxi para el que podemos reservar el vehículo a través de internet e incluso pedir presupuesto para saber de una forma aproximada cuánto vamos a pagar por la carrera, ya sea corta e interurbana o una más larga en la que por ejemplo tengamos que ir o volver del aeropuerto a casa.

Servitaxi es un servicio eficiente, de calidad, con coches modernos y elegantes que además están equipados de GPS, que avisa del estado del tráfico en tiempo real al conductor para que pueda elegir la ruta más adecuada y económica, de manera que lleguemos en el menor tiempo posible pero también gastando la menor cantidad de dinero.

El taxi sigue siendo una de las formas más prácticas de moverse por ciudades grandes como es el caso de Madrid o de Barcelona. Y esto os lo dice una persona que tiene coche y que vive en Madrid. Pero os podría dar muchas razones por las que prefiero utilizar mi vehículo personal para unos trayectos y el taxi para otros.

Mi coche normalmente no lo uso más que para ir y volver del trabajo y también para hacer algún recado como ir al supermercado, para poder así cargar con toda la compra en el maletero. En definitiva, lo uso para ir de garaje a garaje. Y es que Madrid es una ciudad muy complicada, donde es muy sencillo que te rayen el coche o te den un golpe, y me gusta conservarlo en perfecto estado. Cuando voy al centro de la ciudad lo que menos me interesa es dejarlo aparcado en la calle y encontrármelo con golpes a la vuelta de aquellos que estacionan al toque o de oído. Es por esto que me cojo el coche para ir al centro, porque si voy a tener que meterlo en un parking subterráneo de pago donde tengo que pagar después unos tres euros por cada hora de estacionamiento, me sale mucho más barato ir en taxi y que me dejen exactamente en el punto que yo quiero. Así no me complico, no gasto gasolina, ni ruedas, ni parking, ni me arriesgo a que le den un golpe al coche, y además tengo un conductor por mucho menos dinero.

También hay que pensar lo bueno de que el taxi nos deja en el punto justo en el que deseamos. De hecho, este tipo de transporte tiene incluso acceso a calles a las que nosotros no podemos pasar con el vehículo privado. E incluso cuenta con carriles propios, lo que es de agradecer cuando vamos con el tiempo justo y hay atasco, ya que podemos avanzar de forma más rápida mientras los coches particulares siguen parados.

En definitiva, para ciudades grandes como Madrid el taxi es todo ventajas, ya que nos lleva directos allá donde deseamos y a un mejor precio que si lo hiciésemos con nuestro vehículo particular. Y encima con chófer, por lo que no tenemos ni que prestar atención a la carretera.

Todo el apoyo para el sector del taxi

Este tipo de transporte público está sufriendo las complicaciones que suponen los vehículos con licencia VTC y sus precios más bajos. Desde aquí a mí me gustaría expresar mi apoyo al gremio de los taxistas, ya que realmente considero que en este conflicto llevan la razón. Ellos han luchado por sus licencias, que no son nada baratas, y les ha costado mucho lograr unos derechos que ahora no ven respetados por los VTC, coches que por ejemplo se toman la libertad de parar en cualquier parte como si fueran taxis cuando es un derecho que no tienen y están infringiendo la ley. Buscan equiparar sus servicios con los del taxi a un menor precio y cometiendo ilegalidades de este tipo. Y, por otro lado, estos conductores no son profesionales.

Deja un comentario