Madrid y Barcelona, escaparates de limpieza hacia el mundo

30 enero, 2015

Si bien son fundamentales en cualquier negocio que se precie, sea cual sea su lugar de establecimiento, los servicios de limpieza en Barcelona y Madrid cobran una especial importancia puesto que son la puerta de entrada y el escaparate del país de cara al extranjero, sobre todo habida cuenta de la creciente demanda del sector. España, destino de preferencia para los turistas europeos, se ha convertido también en el destino continental favorito de los turistas asiáticos, que han aumentado su presencia en la piel de toro hasta un cincuenta por ciento durante el año pasado respecto de 2013, con visitantes procedentes principalmente de Japón, Corea del Sur y Hong Kong, quienes se decantan en su mayor parte por Barcelona, Madrid y Sevilla en el caso del turismo urbano. Esto quiere decir que la hostelería se erige en el sector empresarial más sensible hacia todas estas medidas de limpieza y salud pública, ya sea por la estricta regulación pública al respecto, sea por sentido comercial, sea por simple sentido común. Se trata por tanto de un sector que se encuentra regulado por delimitaciones específicas y exclusivas a causa de la delicadeza de su campo de actuación diario, foco propicio para la extensión de enfermedades y víctima habitual del ataque de plagas biológicas, tales como cucarachas, roedores, moscas, hormigas,… Factores de obligado cumplimiento que el negocio ha de tener en consideración justo desde el momento de su concepción, no digamos ya en su apertura y a lo largo del desarrollo de su actividad comercial.

En definitiva, dado que una imagen vale más que mil palabras, la calidad en la limpieza de fachadas y ventanales es, sin duda, un factor de excelencia reconocido en todo el mundo. De ahí que contar con un servicio de limpieza adecuado a las necesidades del negocio pueda marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso del mismo, entre la posibilidad de su progreso futuro o, en cambio, su estancamiento y posterior extinción. Es el caso, por ejemplo de los edificios de gran altura, que necesitan recurrir a un servicio de limpiezas profesional y que disponga de la adecuada maquinaria para llevar a cabo la tarea. En este contexto preciso, Eurobrill, referencia entre los servicios de limpieza de Barcelona, especialista en la limpieza de cristales tanto de interior como de exterior, destaca por la posesión entre sus recursos de grúas elevadoras que le permiten limpiar fachadas hasta una altura máxima de 16 metros. Es de la combinación entre disponibilidad logística y la formación continua de un personal cualificado de donde surge la posibilidad de que este servicio de limpieza de Barcelona se halle capacitado para cumplimentar un encargo de limpieza integral para prácticamente cualquier tipo de establecimiento de todo el área de Cataluña, ya sean muros, cortinas y ventanas de oficinas, centros escolares, párkings, naves industriales, etcétera. De este modo, la empresa puede desarrollar un plan de acción específico en función de las dimensiones, los materiales -limpieza de moqueta, limpieza de fachadas, eliminación de grafitos y esculturas, supresión de residuos orgánicos, abrillantamiento de mármoles- y el tipo de que se desarrolle en el recinto actividad –edificios de oficinas y de personal, de atención al público, servicios relacionados con la hostelería y la alimentación-, adaptando la metodología y los materiales de limpieza mientras que, además, se calcula la opción que suponga un menor coste en tiempo y dinero para el contratante. El servicio continuará más allá de la prestación específica. Eurobrill facilita al cliente un suministro de consumibles de baño de alta calidad que abarca desde el papel higiénico hasta los ambientadores de baño, pasando por toallas de papel, dispensadores de jabón para el lavado de manos y demás.

Además de fachadas y cristalerías, la gama de servicios de Eurobrill comprende asimismo la limpieza y tratamiento de pavimentos, a los cuales puede también adaptarse de acuerdo con los requerimientos del material del que se componga –mármol, conglomerado, madera, linóleo, superficies plásticas, losetas vítreas,…-. En función de ello, se optará por aplicar una solución distinta, ya sea fregado mediante maquina con conductor, barrido y fregado manual, aspirado, abrillantado, etcétera,…

Deja una respuesta