MBR, el mejor administrador de fincas en Madrid

23 noviembre, 2015

Si tienes una propiedad dentro de una comunidad de vecinos sabrás de lo que hablo cuando digo que no hay nada como contar con este administrador de fincas en Madrid, como es mi caso, o en tu ciudad, aunque casi hay que decir que son mucho más necesarios en las ciudades más grandes.

Y es que las peleas entre vecinos son algo de lo más común. Hace poco un compañero de trabajo me comentaba que tenía un vecino que no se hablaba con nadie y que ponía quejas de todos haciendo acusaciones falsas, como que tiraban basura desde el balcón a su terraza, que usaban el ascensor para subir con el perro, algo que estaba prohibido, etc.

En mi comunidad ocurre algo similar. Siempre hay alguien que no está contento o que saca de quicio a los demás. Ocurre por ejemplo con las plazas de garaje. Por construcción, a cada piso se le asignó una plaza, que es diferente de la del vecino según el lugar que ocupe, ya que el garaje tiene forma de óvalo y, obviamente, no todas las divisiones pueden ser iguales. De esta forma se propicia que algunas sean algo más grandes que otras y que haya personas que puedan meter la bici o la moto junto a su coche, así como algunos aprovechan para colocar dos autos si estos son pequeños. Esto les parece mal a otros vecinos y les solicitan que solo aparquen uno, cuando el espacio es suficiente para dos. Seguramente lo hacen por envidia, o celos, pero así venía desde la construcción de la obra y no hay nada de lo que quejarse ahora.

Comentando estas, como yo considero, chiquilladas con una de mis amigas, ella me hablaba también de los problemas de su comunidad, donde unos querían gastarse el remanente en una lona para tapar la piscina y calentar el agua durante el verano mientras que otros preferían comprar columpios para sus hijos, algo a lo que se oponían los que no eran padres y que tampoco deseaban estar escuchando desde sus casas a la hora de la siesta los múltiples gritos de los más pequeños. Frente a estos, aquellos que no querían que sus niños se despertasen con el ruido de las pelotas de pádel de los que jugaban muy tarde.

Fue por esto que en casa de mi amiga, cansados de no ser capaces de llegar nunca a un acuerdo contrataron los servicios de un administrador de fincas, que hace también que las reuniones de vecinos sean más pragmáticas y se hayan acortado enormemente. Ella fue quien me recomendó los servicios de esta misma compañía, MBR Administradores y Servicios, para aprovechar para presentarla a mi comunidad durante el periodo en el que me tocó ser presidenta de la misma.

La verdad es que no puedo estar más contenta. Conseguí convencer a mis vecinos hablando de las buenas reseñas que había encontrado sobre lo misma, y también acerca de lo bien que nos vendría contratar a este tipo de empresas ya que por la movilidad en el trabajo muchos a los que nos tocaba ser presidentes o secretarios no estábamos siempre en casa para resolver todas las incidencias.

Tras el sí en la reunión de vecinos, aproveché también para darles el teléfono de este administrador de fincas que se encarga ahora de nuestra comunidad, algo que me ha dado mucha más libertad y me ha liberado de tener que atender a los vecinos a cualquier hora en la puerta de mi casa porque se había fundido una bombilla, el ascensor hacía ruido o no veían bien la tele en su casa, cosas absurdas que muchas veces no estaban bajo mi amparo y que me hacían vestirme si estaba en pijama porque venían tarde o me obligaban a levantarme temprano o a interrumpir la comida o la siesta, que es algo que molesta mucho.

Desde aquí os recomiendo encarecidamente la contratación de los servicios de MBR si estáis en Madrid, una empresa que nace con la vocación y el esfuerzo de ser una compañía de referencia, adaptada a las necesidades de sus clientes y especializada en la administración de fincas, servicios de asesoramiento económico y jurídico.

Además, cuentan con una plantilla de profesionales de alta cualificación y experiencia en los sectores de la administración de fincas, la asesoría, la gestión inmobiliaria, o los seguros.

Deja una respuesta