Por qué acudir a tu dentista es mejor que comprar por Internet productos odontológicos

21 marzo, 2019
Por qué acudir a tu dentista es mejor que comprar por Internet productos odontológicos

Internet se ha convertido en un mercado global en el que es posible encontrar cosa que te propongas, y esto es algo realmente positivo, pues ha democratizado el acceso a muchos productos y servicios que eran muy difíciles de encontrar, y ahora a golpe de clic pueden obtenerse con facilidad.

El flujo de comunicación que se obtiene de internet es algo bastante increíble si tenemos en cuenta que se originó para ser un medio de comunicación militar. Y lo hemos convertido en muchas cosas, y esta definición parece abierta, pero ¿acaso hay algo más abierto que Internet? Bueno, quizá la privacidad de Facebook, pero ese es otro cantar.

Y pese a todo lo bueno que tiene Internet, hemos conseguido desvirtuarlo hasta la saciedad debido a que es un medio perfecto para realizar estafas. O más que estafas diría desinformar a las persona que visitan la web para obtener información veraz, y se encuentran con engaños. Y no hablamos únicamente del príncipe árabe que encuentra a familiares con herencias multimillonarias y que se presta a tramitar los papeles por una pequeña cantidad, nos referimos a toda la información sobre la salud que pone en peligro nuestra integridad física.

En lo que se refiere a salud Internet ha supuesto el nacimiento de una generación de médicos sin título, que se dedican a opinar sin fundamente sobre diferentes temas, creando un ambiente de desconocimiento y desinformación, que en manos de alguien en una situación complicada puede suponer un riesgo. El ejemplo más claro es el de las pastillitas azules de la felicidad que se pueden comprar en Internet, y que son un verdadero peligro para la salud.

Pero podemos ir un paso más allá en lo que respecta a estafas relacionadas con la salud, pues en tiendas online como AliExpress podemos encontrar productos relacionados con la salud en sus diferentes formas, que no cumplen con la normativa europea de seguridad, y que como venimos repitiendo suponen un riesgo.

En los últimos años estamos encontrando diferentes productos santiarios relacionados con la salud dental, un campo en el que existen normativas muy estrictas (como en muchos otros) respecto a los controles de seguridad y calidad. Y es que la boca es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, pues es clave para la deglución e ingesta de los alimentos.

En el artículo de hoy vamos a ver cómo a día de hoy se pueden encontrar diferentes productos médicos relacionados con la salud dental que se pueden comprar por Internet. Esto no quiere decir que hayan ciertos productos sanitarios que se puedan comprar por Internet, sino que la mayoría de ellos requiere de la experiencia de profesionales en salud bucodental.

Estos profesionales son los dentistas, ortodoncistas… que trabajan en clínicas dentales profesionales. La Unidad Avanzada de Salud Bucodental Equipo de la Torre, formada por un equipo de profesionales con  gran experiencia, nos explica los riesgos de estos tratamientos que adquirimos online.

Los riesgos de comprar tratamientos dentales por Internet

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) insiste una vez más en alertar de este riesgo tras la expansión de Internet como medio de compraventa de todo tipo de productos sanitarios y medicamentos, sin ningún tipo de control profesional.

Dicha comercialización no cumple con las garantías mínimas necesarias para su puesta a disposición de los consumidores. En muchos casos los productos no han sido sometidos a ningún control de calidad, por lo que no son aptos para su comercialización en la Unión Europea.

Desde el COEM recuerdan que es fundamental aclarar la legalidad sujeta a estas actividades, ya que, de acuerdo con la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, se limita la venta por correspondencia o procedimientos telemáticos a los medicamentos no sujetos a prescripción. Además, estos deben estar comercializados por farmacias legalmente autorizadas y que figuren en el listado publicado por la autoridad competente, siendo un requisito inexcusable la actuación de un profesional responsable de dicha venta a través de Internet.

Esto no quiere decir que no existan tratamientos destinados a su aplicación fuera de la consulta y por el propio paciente, pero siempre estarán suscritos bajo una revisión profesional de control, de forma que se identifiquen situaciones análogas y se aseguren los resultados exitosos previstos.

Deja un comentario