Empresas con la última tecnología

Los dispositivos móviles inteligentes, como los smartphones o los iPhone, tienen una alta penetración en el mercado español. Esto quiere decir que un alto porcentaje de personas tienen uno de estos dispositivos en propiedad. Por este motivo y también porque en estos móviles se utilizan aplicaciones, crear una app para Android o para Apple útil, interesante y atractiva para el usuario puede llegar a ser una excelente estrategia de negocio, muy fácil de llevar a cabo gracias a los sencillos softwares de firmas como Crea tu app.

App móvil: simplificando el uso

Los usuarios habituales de los smartphones utilizan estos dispositivos para realizar gran cantidad de actividades que no están relacionadas con las llamadas de teléfono. De hecho, al ser un dispositivo personal, que viaja siempre cerca de su dueño, se utiliza como una alternativa para acceder a Internet o como un entretenimiento mientras se viaja en transporte público.

Utilizar el móvil para visitar una página normal a la que se podría acceder en un ordenador de sobremesa para realizar una compra, puede llegar a convertirse en una odisea. Sin embargo, crear una aplicación que satisfaga esa necesidad y esté pensada específicamente para optimizar las compras simplificaría el proceso y lograría que el usuario estuviese más cómodo y dispuesto a hacer una compra a través de su teléfono.

En resumen, se trata de adaptar una página web normal de una tienda online al reducido espacio disponible en una pantalla de un teléfono móvil, desarrollar el aspecto gráfico pensando que va a ser manejado con los dedos y no con un ratón, y haciendo todas las interacciones lo más sencillas posible. Tiene que ser visual, intuitivo y simple.

Cómo crear una app móvil

Existen dos formas para poder crear una aplicación para este tipo de móviles:

1) La primera es contratando el proyecto a una empresa o a un programador para que se encargue del desarrollo tecnológico y gráfico de la aplicación. Con esta alternativa se consigue un resultado profesional, pero es muy posible que los tiempos de espera se dilaten considerablemente, sobre todo teniendo en cuenta que es muy probable que esta empresa tenga más de un proyecto en marcha y es muy posible que establezca una serie de prioridades en su proceso de trabajo.

2) La segunda opción es crear una aplicación sin acudir a un programador profesional. Esto es posible porque existen plataformas que albergan trozos de programación que se pueden ir añadiendo en función de las funciones que se quieran ir agregando a cada aplicación. De esta forma se elimina la necesidad de saber programar para crear una aplicación móvil. Además de pedazos de programación listos para insertar en el código de la aplicación también suelen estar disponibles plantillas y diseños hechos para conseguir un diseño atractivo y funcional.

Esta segunda opción, ideal para apps sencillas como tiendas y las opciones que se pueden elegir para el diseño y las funciones son muchas. Se pueden incluir páginas de registro, calendarios, menús y submenús.

Después, cuando el diseño y la programación se concluyen, solo falta validar el correcto funcionamiento, que sea aprobada y, finalmente, poner a disposición de los usuarios a través de las plataformas de búsqueda y descarga de aplicaciones.

Deja una respuesta